Written by: on 20/09/2011 @ 08:00

Es usual que al cabo de varios años las previsiones de espacio en una maquina virtual se superen, en muchas ocasiones por que el proyecto al que ha sido destinada esta siendo un éxito y necesita un mayor tamaño de almacenamiento. Lo que en principio puede resultar una alegría, también supone un esfuerzo extra, dado que si la maquina esta en producción, y tenemos mas usuarios significa que no podemos apagar la maquina durante una hora para realizar las tareas de mantenimiento. Gracias a XEN podemos cambiar el disco duro virtual sin tener excesivos problemas

Esta tarea se puede realizar con discos virtuales en como fichero .img o bien con LVM, siendo esta ultima opcion la que vamos a tratar a continuacion:

 

lvcreate -L 20GB -n maquinaHD2 vg

Realizamos el formateo con el sistema de ficheros que deseemos, en nuestro caso ext3:

 

mkfs -t ext3 maquinaHD2

Una vez creado el nuevo disco, tenemos que adjuntarlo a la maquina virtual, es decir la conexion en caliente. Para ello ejecutamo el siguiente comando:

 

xm block-attach web phy:/dev/vg/maquinaHD2 /dev/hdb1 w

 

En este punto ya tenemos la maquina con un disco mas en la DomU. El siguiente paso es la modificacion de la configuracion de la maquina para que la agregue de forma automatica cuando se inicie. Si por ejemplo tenemos algo similar a:

 

disk = [ “phy:/dev/vg/maquinaHD,hda,w”]

 

Agregamos el nuevo disco maquinaHD2 como unidad hdb:

 

disk = [ “phy:/dev/vg/web.img,hda,w”,
“phy:/dev/vg/maquinaHD2,hdb,w” ]

 

Despues de esto, ya solo nos fata editar el fichero /etc/fstab para que se monte automáticamente en cada arranque y montar el nuevo dispositivo. Y si fuese necesario migrar los datos pertinentes.

 

 

Catogories: GNU/Linux, Otros, Servidores, Software Libre, Virtualizacion

One Response

Leave a Reply